Línea de atención al cliente: 800 667 9900

cinco consejos

5 hábitos de ahorro para l@s más pequeñ@s del hogar

Hablar de dinero puede resultar un tema difícil con nuestr@s pequeñ@s, sobre todo teniendo en cuenta que ellos no lo producen activamente, pero en la mayoría de las veces sí les es otorgado por sus padres u otras personas cercanas de su círculo. Por lo tanto, es importante que desde edades muy tempranas sea fomentado el hábito de ahorro, para entablar una relación amigable con él.

Ahorrar significa guardar una parte del dinero o evitar gastos que no sean necesarios.

Un punto importante para dejar en claro a los pequeñ@s es que el ahorro es para un fin determinado, es decir, para alcanzar algún objetivo de compra, teniendo como recompensa la satisfacción de haberlo logrado.

Como extra, podemos agregar que al fomentar el ahorro practicamos valores como la perseverancia, el esfuerzo y la paciencia ya que para obtener cierta cifra meta los niños tendrán que esperar el tiempo necesario para llegar a ella, así como evitar gastarlo antes de tiempo.

Buenas prácticas para fomentar el ahorro en los niños:

Predicar con el ejemplo

Lo recomendable es que los pequeños vean que nuestra actitud como padres también es evitar gastos innecesarios y hacer más eficiente nuestra relación con el dinero, así para ellos también será fácil poder tomar esta práctica.

Metas y objetivos alcanzables

Teniendo claro que el dinero, en el caso de los niños, es para satisfacer gustos, es imprescindible, que se forjen metas adecuadas a sus posibilidades, para seguir con la motivación de obtener dicho producto o servicio. Esto les ayudará a evitar sentimientos negativos como el enojo y la frustración.

Concientizar

Es positivo que compren productos por medio de dinero que han ahorrado, ya que los ayudará a reconocer el esfuerzo que hay detrás de cada compra que se realiza.

No convertir las tareas domésticas en negocio

Es mejor que los niños aprendan a colaborar con la familia. No todas las tareas domésticas deben ser remuneradas económicamente.

Medio de ahorro

Una forma fácil de resguardar el dinero es con el uso de una alcancía, con ella casi podemos tomar este acto como un juego, ya que puede ser de su personaje favorito e incluso la pueden pintar ell@s mism@s y cuando cuenten con un monto mayor podrán abrir una cuenta de banco para formalizar su ahorro.

Con estos sencillos puntos será fácil introducir a tus pequeños al hábito del ahorro.

¿Tienes algo que denunciar?